Trastornos de conducta en la infancia y la adolescencia (TDN y TD)

Los trastornos del comportamiento (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, Trastorno Negativista Desafiante, Trastorno Disocial y Trastorno de Comportamiento Perturbador no especificado) constituyen el grupo diagnóstico más frecuente en salud mental infantil y juvenil, y son una de las causas más frecuentes de consulta en los servici...

Los trastornos del comportamiento (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad, Trastorno Negativista Desafiante, Trastorno Disocial y Trastorno de Comportamiento Perturbador no especificado) constituyen el grupo diagnóstico más frecuente en salud mental infantil y juvenil, y son una de las causas más frecuentes de consulta en los servicios especializados.

Suscitan además un interés creciente debido a la importancia del diagnóstico precoz, pues si bien la adolescencia es el período crítico de presentación del problema, la media de inicio se encuentra en el entorno de los 11 años.

Todos ellos implican síntomas conductuales y disfunción en alguna de las áreas contextuales del niño/adolescente: escolar, familiar y social.

Su etiopatogenia depende de múltiples variables. Algunas dependientes de factores internos o variables biológicas y otras del contexto social o familiar. Las más importantes son:

  • Los factores temperamentales que constituyen la personalidad del niño o adolescente.

  • El sexo (la totalidad de los estudios indican que es más frecuente en el sexo masculino, que presenta además síntomas más graves y desde edades más tempranas).

  • La genética, pues son trastornos con una elevada heredabilidad.

  • Variables sociofamiliares: conducta disocial en los padres, disciplina familiar dura o inconsistente, consumo de drogas por parte de las amistades, haber padecido abuso sexual...

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) puede presentar problemas conductuales importantes derivados de la impulsividad que acompaña al cuadro. Además, hasta el 40% de los niños con TDAH presentan Trastorno Negativista Desafiante en situación de comorbilidad.

La clínica del Trastorno Negativista Desafiante implica ocasiones en las que los niños o adolescentes muestran un patrón de comportamiento desafiante hacia las figuras de autoridad, junto con discusiones, negativa a cumplir con sus responsabilidades y enfados con otros niños o con los adultos.

En el Trastorno Disocial existe un patrón de comportamiento antisocial que vulnera derechos de las otras personas, así como normas de convivencia y/o reglas socialmente aceptadas para su edad, siendo estos comportamientos inmanejables por personas cercanas al individuo sintomático, lo que provoca un deterioro progresivo y significativo en el ámbito interpersonal y relacional.

Un aspecto importante a tener en cuenta es la relación que existe entre los trastornos del comportamiento y el consumo de tóxicos. También hay que reseñar que los niños con problemas de la conducta graves tienen más probabilidades de abusar de drogas en la edad adulta, sufrir ansiedad o depresión, intentos de suicidio, violencia de género o tener hijos antes de los 20 años.

El abordaje terapéutico de los trastornos del comportamiento se denomina multimodal, debido a que participan en el tratamiento distintos profesionales con varias estrategias que deben coordinarse:

  • La terapia psicológica mediante estrategias conductuales se debe emplear de manera precoz, ya que es una medida que mejora el pronóstico. Las estrategias psicológicas se deben emplear además en todos los contextos del niño y el adolescente: el aprendizaje familiar debe completarse con pautas a educadores y profesores. En la intervención no se deben olvidar los factores del entorno, como los aspectos socioeconómicos y culturales; y tampoco los factores inherentes al niño y al adolescente, como su temperamento o el nivel madurativo.

  • La terapia farmacológica se puede usar en las situaciones graves, cuando el tratamiento psicológico no es efectivo o cuando las dificultades conductuales son muy importantes.

  • Además, en ocasiones otros profesionales intervienen en el proceso terapéutico: mediadores escolares en situaciones de conflicto o técnicos de las fiscalías de menores, por poner algunos ejemplos.

(Fuente: Pediatría Integral).

Más

Trastornos de conducta en la infancia y la adolescencia (TDN y TD) Hay 1 producto.

Mostrando 1 - 1 de 1
  • 25,87 € Disponible en Librería Mayo - Paseo de la Esperanza

    10 pasos para solucionar los conflictos y mejorar la convivencia Russell A. Barkley y Arthur L. Robin Editoral Paidós Colección Guías para padres Publicado en 2020 3ª reimpresión 393 páginas Rústica con solapas VER DISPONIBILIDAD EN FACULTAD DE PSICOLOGÍA UCM

    25,87 €
    Disponible en Librería Mayo - Paseo de la Esperanza
Mostrando 1 - 1 de 1