Cartas asociativas Cope Ver más grande

Cartas asociativas Cope

9789200191138

Editorial Cartas Asociativas OH

Para situaciones de trauma, crisis y recuperación

88 cartas de imagen

Formato: estuche

Áreas de utilización: psicología/terapia

VER DISPONIBILIDAD EN FACULTAD DE PSICOLOGÍA UCM

Más detalles

2 Artículos

Disponible en Librería Mayo - Paseo de la Esperanza

26,88 €

Más información

Las cartas Cope, por los detalles de sus imagenes, son las más utilizadas en psicología y terapia, en procesos derivados de traumas o en tratamientos con una alta carga emocional.

 

Comunicar, compartir y crear comunidad:

La situación actual del mundo precisa de todos los instrumentos para la paz que seamos capaces de inventar. Las cartas Cope son imágenes que nos ayudan a explicar nuestras historias interiores de dolor y alegría. Las imágenes evocan sucesos que pueden acontecer en cualquier lugar del mundo.

El camino desde el trauma a la sanación se retrata en sus imágenes. Las cartas Cope enriquecen el proceso de descubrir y expresar las perspectivas personales de vida y la forma única que cada uno tiene para afrontar el dolor y el duelo.

¡Toda situación de estrés implica el riesgo de destrucción, pero también el desafío de la superación! (Hans Selye).

 

Histoira:

Las Cartas Cope nacieron del encuentro entre Marina Lukyanova, artista plástica rusa, la Dra. Ofra Ayalon, psicóloga israelí, y Moritz Egetmeyer, psicólogo y editor alemán, representantes de tres naciones que tienen en común un pasado reciente lleno de eventos traumáticos. Ellos decidieron trabajar conjuntamente para desarrollar una herramienta que ayudara a crear un mundo con menos sufrimiento.

 

El afrontamiento:

El afrontamiento es una capacidad del ser humano. Casi a diario nos encontramos con situaciones que requieren que lo pongamos en práctica. Algunas son fáciles de resolver y solo requieren que hagamos uso de respuestas conocidas. Otros desafíos son nuevos, serios e incluso traumáticos: amenazas que nos encuentran desprevenidos, pero que a la vez, nos dejan abierta la posibilidad de recuperarnos y crecer.

Para la realización de estas cartas se intentó evitar imágenes directas de desastres, violencia o terror, asumiendo que las personas que las usen como herramienta terapéutica ya tiene almacenadas en su memoria eventos traumáticos. En lugar de eso se intentó representar situaciones estresantes y las respuestas que despiertan de una manera simbólica y metafórica.