El valor de la inteligencia emocional Ver más grande

El valor de la inteligencia emocional

Nuevo

Ser emocionalmente inteligente para hallar la felicidad y mejorar la calidad de vida

Asela Sánchez Aneas

Editorial Formación Alcalá

Publicado en 2009

469 páginas

Cartoné

Más detalles

En stock

33,65 €

Más información

Las habilidades emocionales, con independencia de la capacidad intelectual, tienen un valor determinante en el éxito personal y profesional. Los grandes males que atacan a nuestra sociedad, tanto en la infancia como en la adolescencia y vida adulta (estrés, depresión, ansiedad, bullying, mobbing, violencia de género, trastornos del comportamiento…), son fruto de una mala gestión de nuestras emociones. Con el propósito de aprender a vivir en la búsqueda de la felicidad, podemos mejorar en el manejo de nuestras emociones y erradicar aquellas que sean destructivas. Poner los medios para alcanzarla es, en sí mismo, un don para el ser humano que se empeña en ello, ya que es en este camino donde se encuentra el secreto de su éxito personal y profesional. Adquirir la capacidad de identificar las cualidades y potencialidades propias, así como todo aquello que nos debilita, permite acercarnos a lo que nos propongamos y asumir nuevos desafíos.

En este libro se destaca el enorme poder de las emociones frente a la razón, y se proporciona una amplia comprensión acerca de la inteligencia emocional, tanto en sus componentes teóricos como bioquímicos, recogiéndose las vías de investigación abiertas actualmente sobre ella. Orienta en el proceso de evaluación y autoconocimiento emocional y recopila las herramientas más eficaces para ello; recoge las técnicas para desarrollar las habilidades sociales, además de proporcionar las técnicas para lograr la automotivación orientada a alcanzar el éxito. Se proponen curos y estrategias para mejorar la inteligencia emocional propia y la de los demás; pudiéndose aplicar en la vida familiar y en la escuela, a fin de conseguir la educación integral del niño, incluida la emocional. También en el ámbito de la salud, por los efectos beneficiosos de los sentimientos positivos y el poder curativo del apoyo emocional en los enfermos; así como en el mundo laboral, por el efecto de las emociones en el desempeño del trabajador. Finalmente, en la vida en pareja, ayudando a sobrellevar las dificultades que aparecen y a vivir una vida más satisfactoria.