Nuevo El siglo de la soledad Ver más grande

El siglo de la soledad

Recuperar los vínculos humanos en un mundo dividido

Noreena Hertz

Editorial Paidós

Publicado en 2021

449 páginas

Rústica con solapas

Más detalles

1 Artículo

Disponible en tienda



Consultar disponiblidad en otras tiendas:

FACULTAD DE PSICOLOGÍA (UCM)

23,08 €

Más información

La soledad se ha convertido en la condición definitoria del siglo XXI. Daña nuestra salud, nuestra riqueza y nuestra felicidad e incluso amenaza nuestra democracia. Nunca hasta ahora había sido tan omnipresente y generalizada, pero tampoco nunca hasta ahora habíamos tenido tantas oportunidades a nuestro alcance para hacer algo al respecto.

Antes de que la pandemia introdujera el concepto de "distanciamiento social", el tejido de la comunidad ya se estaba demoronando y nuestras relaciones personales estaban amenazadas. Y la tecnología no era la única culpable. Igual de culpables son el desmantelamiento de las instituciones cívicas, la reorganización radical del lugar de trabajo, la migración masiva a las ciudades y décadas de políticas neoliberales que han puesto el interés propio por encima del bien colectivo.

No se trata tan solo de una crisis de bienestar mental. La soledad aumenta nuestro riesgo de enfermedades cardíacas, de padecer un cáncer o demencia. Estadísticamente hablando, es tan mala para nuestra salud como fumar quice cigarrillos al día. También supone una crisis económica que nos cuesta miles de millones al año. Y una crisis política, ya que los sentimientos de marginación alimentan la división y el extremismo en todo el mundo. Pero también es una crisis que tenemos el poder de resolver.

Con soluciones audaces que van desde una inteligencia artificial compasiva hasta modelos innovadores para la vida urbana y nuevas formas de revitalizar nuestros vecindarios y reconciliar nuestras diferencias, El siglo de la soledad ofrece una visión esperanzadora y empoderante sobre cómo sanar nuestras comunidades fracturadas y restaurar la conexión en nuestras vidas.